jueves, 16 de febrero de 2017

Restaurante Lío de 4, Barcelona

Este restaurante está en la calle Mandri. Abrió ahora hace un año. Lo probamos entonces y no nos entusiasmó, pero hemos repetido y salimos encantados. Comimos estupendamente. Todo buenísimo y con una presentación excelente. Tienen un producto de calidad y muy bien trabajado.

El local es pequeño, con pocas mesas y una barra con la cocina abierta y así poder ver la ejecución de los platos.Recomendamos reservar mesa.

La decoración es moderna y acogedora. El servicio excelente.

Probamos alcachofas confitadas, calamares salteados con judías, un canalón de calabacín relleno de brandada y un solomillo troceado con setas perfecto el punto de cocción y muy tierno.










De postre compartimos torrija caramelizada.



Pagamos 42€ por persona con 2 copas de vino, aunque se puede salir por menos sustituyendo el solomillo que era lo más caro.

Totalmente recomendable. Está en c/ Mandri, 22 Tel. 93 681 71 63 y web: www.liode4.com


martes, 14 de febrero de 2017

Bacalao con costra

4 lomos de bacalao desalado
1 cebolla
1 pimiento verde
Salsa de tomate
Ajo, perejil y pan rallado












Pasar el bacalao por harina y freírlo empezando por la parte de la piel, poco rato porque luego va al horno.Reservar.


En el mismo aceite freír la cebolla y el pimiento cortado a plumas (tiras finas) poco a poco y tapado.


Cuando esté añadir 3 cucharadas de tomate frito, rehogar un momento y poner encima del bacalao.
Aparte mezclar ajo y perejil picados con el pan rallado y cubrir los lomos. Gratinar en el horno hasta que quede una costra.

lunes, 13 de febrero de 2017

Restaurante Can Vallés, Barcelona

Can Vallés es un restaurante de los de antes, con una decoración sencilla, un buen producto y un servicio que no puede ser más encantador. Eso sí, cuesta muchísimo encontrar mesa así que, si lo queréis probar, llamad ahora.
 





Nosotras probamos un plato del día, el pastel de pescado, que estaba muy bueno y muy caserote; un combinado de berberechos y zamburiñas a la plancha que estaban deliciosos; y, de segundo, un cochinillo ibérico y un entrecote a la llosa. Los segundos fueron menos emocionantes. El cochinillo tenía demasiada grasa para nuestro gusto y el entrecote estaba un pelín duro.



De postre nos encasquetamos unos buñuelos de chocolate que estaban deliciosos y un pastel de queso... buenísimo. Con copita de vino nos costó 45€ por barba.

Can Vallés está en la calle Aragón 95 y aquí tenéis su web:  http://canvalles.es/ y teléfono: 932 26 06 67