viernes, 25 de noviembre de 2016

Restaurante Can Fusté, Barcelona

Can Fusté es un restaurante de barrio. Está en Les Corts. La decoración es original pero feota, pero se come muy bien. Aunque es carete. Fuimos dos personas y pagamos algo más de 60€ cada una. Y la verdad, cuando os contemos lo que tomamos váis a flipar:

Pedimos de primero dos croquetas de jamón por persona (estaban deliciosas, como las del Hotel Tamariu de nuestra infancia) y una ensaladilla rusa que, a pesar de estar buena, tenía pimiento y algo ahumado que no conseguimos identificar.




De segundo una paella de langostinos y un filete de vaca vieja. Aquí fue donde nos metieron el sopapo. El arroz 26€ y la carne 33€. Esta última estaba fuera de carta, pero preguntamos el precio. Nos gusta saber de qué vamos a morir y no como aquél que fue al Juan y Andrea de Formentera y no preguntó el precio del pescado y pagó 300 € por él.




Y también en el postre nos metieron. Pedimos un tiramisú que estaba buenísimo y unos buñuelos de chocolate blanco y negro. Cada postre 7,93€ (vamos, 8€).



Así que esto, y tres copas de vino fue un buen tortazo. Cocina de mercado. Es verdad que el mercado es carísimo, pero vaya, deben ir al de Galvany.


El "jefe" es un poco sobrado. Te hace esperar para traerte la carta. Sólo la puede traer él. Un poco medieval. El resto del servicio encantador. Un 10.

Can Fusté está en internet: http://canfuste.es/ y en Gran Via Carles III 50-52 y su teléfono es el 93 339 30 00 Por cierto, tienen un parking al lado que, con el sello del restaurante te sale gratis.

martes, 22 de noviembre de 2016

Confit de pato con peras



2 confit de pato
2 peras conference
25 gr. mantequilla
2c. de azúcar moreno
100 ml. de agua
1 limón






Sacar los confits de la bolsa (los venden hechos y envasados al vacío) y poner en el horno para que suelten la grasa. Escurrir y volver a poner en el horno bien caliente hasta que se doren bien.


 En una sartén deshacer la mantequilla y saltear las peras peladas y a cuartos. Cuando empiecen a coger color añadir el azúcar y el agua, cocer a fuego lento hasta que se caramelicen.
Añadir los confits y cocer unos minutos para que cojan bien el sabor. No mover mucho las peras para que no se deshagan.