jueves, 13 de octubre de 2016

Restaurante Estado Puro, Madrid

Estado Puro podría estar en el TOP 10 pero de los restaurantes en los que peor nos han tratado en nuestra vida. Otro sería el Alba Granados. En ninguno de los dos se nos volverá a ver.

Unos camareros estresadísimos trataban fatal a los comensales que, en algún caso, abandonaban la mesa indignados. Si no quieren colas que admitan reservas. Pero no reservar provoca que se forme cola dentro y fuera del local.

Es un nuevo restaurante de Paco Roncero en el que hay una serie de tapas, la mayoría clásicas que bueno, no están mal. Pero los camareros son tan estúpidos que te amargan la estancia. Se olvidan de cosas que has pedido y cuando las reclamas te dicen algo así como "ay un momento señora que estoy con otra mesa" y si contestas se lía parda.

En fin, tomamos una serie de platillos que bueno, no estaban mal, pero tampoco harían que volviéramos: tortilla de patatas, croquetas de boletus y buñuelos de bacalao. Con un copa de vino nos costó 17 €.




Pues ahí lo dejamos. Para quienes quieran un rato de maltrato o tengan ganas de greña:
http://www.tapasenestadopuro.com/ están en la Plaza Cánovas del Castillo, 4 teléfono 917793036





miércoles, 12 de octubre de 2016

Salmón a la crema


1 lomo de salmón para dos
Media cebolla roja
100 ml de crema de leche
1 patata mediana
4 gambas peladas
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Albahaca fresca o en polvo











Esta es una receta tontísima y está buenísima.
Primero rehogamos un poco la cebolla cortada en daditos pequeños y, cuando esté hecha, echamos las gambas peladas y troceadas pequeñas.


Pelamos y troceamos la patata y la hervimos hasta que esté casi hecha. En dados medianos son unos 10 minutos.

En un molde con mantequilla, ponemos en el fondo la cebolla y las gambas troceadas. Corta el salmón a dados medianos (como las patatas), añadimos las patatas y la crema de leche. Salpimentamos y añadimos un pellizco de albahaca o en polvo o fresca troceada.


Lo metemos en el horno a 180 ºC durante entre 10 y 15 minutos. Y ya lo tenemos. Está delicioso.