jueves, 21 de mayo de 2015

Restaurante Asador de Aranda, Barcelona

El Asador de Aranda en el que encontramos sitio fue el de la calle Londres. Hay que decir que en la Avenida Tibidabo hay otro y ese es una preciosidad. Está en una de las casitas de la Avenida. Magnífico. Pero ese día estaba lleno. El de la calle Londres no es tan bonito por fuera pero, por dentro, respira el mismo ambiente de asador de toda la vida.


Queríamos carne, cordero, choricitos, cerdo... estábamos famélicas de grasas y allí nos metimos. Comimos muy bien a pesar de que no paraba de llegar gente y los camareros cada vez daban menos abasto. Aun así el producto bien vale una espera. ¡Qué bueno! Pedimos chorizo, alcachofas asadas, morcilla para probar, cochinillo y cordero asado. Evidentemente, no nos lo pudimos acabar. Con agua sin gas y botellita de vino subió un poco menos de 40€ por persona sin postre y con 1,90€ por persona de servicio de pan (consumo a base de mojar en el juguito del chorizo... mmm).




Lo peor del restaurante es que tiene música. Y bastante alta. Por lo que los comensales van subiendo la voz y acabas con un importante agobio auditivo. Pedimos que la bajaran y, a pesar de eso, pegábamos gritos. Pero, vamos a ver, si queremos música nos vamos a un bar. Además la selección musical dejaba mucho que desear.

En fin, que es recomendable el lugar pero la ambientación es mejorable.
Ahí van los datos por si queréis ir:
http://www.asadordearanda.com/
Calle Londres 94. Tel: 934146790



martes, 19 de mayo de 2015

Lasaña de jamón y queso

 (Para seis personas)

Placas frescas de lasaña (el número depende del molde)
10 lonchas de jamón York finitas
10 lonchas de queso Emmental
50 g de queso rallado
Aceite, sal y pimienta al gusto
Bechamel abundante (20 g de mantequilla, 2 cucharadas de harina y un poco menos de 1/2 litro de leche entera)

Remojar las placas de lasaña hasta que se reblandezcan (ojo hay diferentes tipos, seguid las instrucciones de la caja). Ponlas en papel de cocina para que absorva el agua. Prepara la bechamel poniendo la mantequilla en una sartén, agregando la harina sin parar de remover y luego la harina. Remover muchísimo para que no queden grumos y cuando quede semi espesa, retirar.

Poner en capas, en una fuente de horno, una placa de lasaña, una loncha de jamón y otra de queso, dos veces. Saldrán dos raciones de lasaña.

Echar por encima la bechamel y luego el queso rallado. Meter en el horno hasta que se dore el queso rallado.