jueves, 9 de abril de 2015

Restaurante Samsara, Barcelona

Gracias a Nuria descubrimos este local de tapillas, buenísimo y con buen precio.

Nos enamoramos de las bravas de boniato con pesto... oh qué buenas. Tomamos también los chupa chups de espárragos en tempura con salsa romesco -buenos-, humus con choricitos, buenos pero les faltaba el pita o algo..., calamarcitos con habitas (a Nuria le encantaron), mini hamburguesas sorpresa (una tenía queso, muy bueno, la otra no lo supimos y no veíamos ni torta... pero llegaron cuando ya no podíamos más). También unas albóndigas buenísimas pero a las que llegamos demasiado llenas.





Nos pasamos de tapas. Todo sea dicho. Contábamos con la oferta de 7 tapas por 24 €/persona (vino incluido) y casi explotamos. Con cinco tapas hubiéramos tenido más que suficiente. 


De postre pedimos un pastel de queso que estaba buenísimo. Nos trajeron también unas bolitas de chocolate a las que, a pesar de todo, no nos pudimos resistir.

Si tiene algún fallo es que le falta un poco de imagen de local de tapas. Parece un bar de copas por la oscuridad y el estilo de mesas y sillas.

Samsara está en el barrio de Gracia, en la calle Terol 6 y su teléfono es el 932853688
Aquí os dejamos su perfil de Facebook (en la web no nos ha dejado entrar): https://www.facebook.com/samsarabcn?fref=ts

martes, 7 de abril de 2015

Croquetas de erizo

50 g de aceite
100 g de mantequilla
2 latas de huevas de erizo
50 g de cebolla
170 de harina
770 ml. de leche
Sal






Picar bien la cebolla y sofreírla en una sartén con el aceite. Cuando esté doradita se añade la mantequilla hasta que se derrite bien. Mezclar la harina poco a poco evitando grumos, añadir la leche y una pizca de sal, revolver bien hasta que quede bien mezclado, incorporar el contenido de una lata de erizo con el líquido y cocinar unos 10 minutos aproximadamente hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.

  

Escurrir el líquido de la segunda lata, mezclar todo bien y probar de sal. Poner la masa estirada en una fuente y enfriar. Meterla en la nevera hasta el día siguiente.

Hacer las croquetas, pasar por huevo y pan rallado y freír.
¡A ver quién se atreve!