jueves, 11 de diciembre de 2014

Restaurante Vicus, Pals, Girona

Vicus es un restaurante que está en el pueblo de Pals, en la calle principal.
Es un sitio muy chulo y el equipo es muy amable. Cenamos por 35€ por persona con copa de vino.
Pedimos croquetas de salchichón. No estaban mal pero el salchichón estaba cortado a daditos y daba un poco de angustia. De sabor muy buenas, pero absteneros lo/as que no os gustan los tropezones.






También compartimos un ravioli de setas que estaba buenísimo pero llenaba una barbaridad.
De segundo pedimos un arroz de cigalas que estaba bueno y un calamar con verduras y crema de calabaza que tenía demasiadas verduras para nuestro gusto. Perdíamos un poco el gusto del calamar.


De postre, buenísimo, un milhojas de crema con helado de pera. Estaba delicioso.
Es un sitio en el que las raciones no son grandes, pero son consistentes, así que recomendamos no merendar antes... y/o partirse platos.
Teléfono: 972636088
Web: vicusrestaurant.com

lunes, 8 de diciembre de 2014

Berenjenas asadas

I(Para dos personas)

1 berenjena grande cortada en rodajas finas
100 g de mozzarella fresca escurrida y en rodajas (con piel)
40 g de Parmesano rallado
Una pizca de pan rallado
15 g de mantequilla
Aceite y sal
Salsa de tomate (si la tenéis hecha, añadidle albahaca fresca)


 Esta receta la cogimos de un libro italiano porque tenía muy buena pinta. Es muy fácil aunque está en la sección de "elaboradas" porque la berenjena es un poco lenta para asarse, no porque tenga dificultad.

Se asan las rodajas de berenjenas en el horno o en la sartén con bastante aceite porque sino se pegan. Tardan bastante por lo que nosotras las hicimos en la sartén durante un buen rato, previamente saladas. Si escogéis el horno que esté precalentado a 200ºC.
Si no la tenéis hecha, preparad la salsa de tomate (cebollita, tomate fresco rallado, sal, azúcar y la albahaca -aunque también puede llevar un poco de ajo).
Una vez hechas las berenjenas las colocamos en el fondo de un recipiente para horno con aceite para que no se pegue. Encima ponemos la mozzarella a rodajas, después el tomate y después otra capa de berenjenas y tomate. Luego cubrimos con el parmesano y un poco de pan rallado.

Cuando ya está listo lo ponemos en el horno para que se dore a 180ºC arriba.
¡¡Está tan bueno que vale la pena esperar a que se hagan las malditas berenjenas!!