jueves, 12 de junio de 2014

Berenjenas de la Marquesa

Esta receta nos la envió nuestra amiga Silvia. Buenísima. Hoy os la regalamos, porque estamos muy contentas.
(Ganó un concurso de tapas... entre amigas muy exigentes y sinceras)

1 Berenjena grande
1/2 pimiento verde
2 cebollas grandes
2 zanahorias
2 tomates maduros
8-9 espárragos trigueros cortos 
Bechamel 
Queso rallado
Aceite
Pimienta negra y sal

Lavar la berenjena, cortar los extremos, y hacer rodajas a lo largo de menos de 1 cm de grosor, 
las primeras rodajas de los lados, al ser redondas las reservamos.
Las colocamos en una bandeja al horno sobre papel de hornear, y las pincelamos con aceite de oliva extra por las dos caras y salamos cada una.
Las dejaremos 15 min, a la mitad del tiempo les damos la vuelta. Sabremos que están hechas porque se pueden doblar sin romperse.
Limpiamos todas las verduras, el pimiento, las cebollas, las zanahorias, los tomates y también aprovechamos lo que nos sobró de la berenjena, lo pelamos todo y lo cortamos en daditos muy pequeños.
Hacemos un sofrito con un poco de aceite de oliva virgen, primero con la cebolla y la zanahoria que tardan un poco más y, cuando estén ya blanditas, incorporamos el resto de las verduras. Poner un poco de sal y probar. 
Cuando este todo bien pochado, lo retiramos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
Hacemos la bechamel. En un cazo grande, le echamos las 2-3 cucharadas de mantequilla, y le añadimos 2-3 cucharadas de harina, un poco a ojo, y no dejamos de remover hasta que se hace una masa. Entonces vamos incorporando leche templada poco a poco, sin dejar de remover, hasta conseguir la consistencia deseada. Es mejor que quede ligera.

Luego salpimentar con sal y pimienta negra al gusto.
Coger las berenjenas, echar una cucharadita del relleno del pisto de verduras que habíamos pochado y envolver cada berenjena haciendo rollitos, siempre desde la punta más estrecha hacia la más grande. Así se enrollan mejor.












Cuando tengamos todos los rollitos hechos, -normalmente de una berenjena grande te salen 8-9 piezas- colocamos en una bandeja un lecho de 2 cm más o menos de bechamel y colocamos encima los rollitos.
Colocamos un espárrago triguero encima de cada uno de los rollitos. Recordad que hay que cortar del tallo. Echamos un poco más de bechamel por encima para que queden cubiertos.
Por último espolvoreamos queso rallado por encima.
Gratinamos la bandeja en el grill del horno y, en unos minutos, ya está listo para servir.
Consejo: hay que comerlos muy calientes!!!.
Et voilà!

miércoles, 11 de junio de 2014

Pez Vela, Barcelona

Arroz de butifarra
Arroz negro
No, no es Miami, es Barcelona. En el Hotel Vela, y en su planta a pie de playa, tiene el Grupo Tragaluz su restaurante Pez Vela.

Nosotros os recomendamos la mesa grande de la terraza, con buenos amigos, vino fresco y le dáis mil vueltas al anuncio de Estrella Damm de la temporada. Además de comerse genial, se está genial. Pedimos tres paellas de tres tipos distintos. Observad las fotos. El mejor, el de butifarra. El menos emocionante el caldoso de bogavante.
Nos pusimos hasta arriba de arroz. Cayeron copas, muy a pesar de un camarero un pelín antipático. Estábamos dando la bievenida al verano y habíamos decidido que nadie nos la pisaba.Nos gusta este lugar. De primero pica a pica y de segundo arroces. Eso sí, nos clavaron 50€ por barba, así que reservadlo para ocasiones especiales.
Arroz caldoso de bogavante
Paseo del Mare Nostrum 19/21 (bajos del Hotel W, “HotelVela”) 08039 Barcelona
T +34 932 216 317



martes, 10 de junio de 2014

Piña caramelizada con crème brûlée

Para 6 personas
1 lata de piña en almíbar
Crème brûlée
¼ l de nata líquida
¼ l de leche
1 rama de canela
1 corteza de limón
5 yemas de huevo
75 g de azúcar
1 cucharada de Maizena
Azúcar



Para hacer la crème brûlée:
Meter en un recipiente la leche, con la nata y la corteza de limón y poner en el fuego hasta que hierva. Colarlo y reservarlo.
Mezclar las yemas con el azúcar y la Maizena bien batido. Con la mezcla hecha lo juntamos con el líquido que habíamos colado y poner en el fuego. Dejar que hierva hasta que tenga consistencia, sin dejar de remover. Dejar que se enfríe y reservarlo.
Para presentarlo, poner una rodaja de piña y encima la crema. Espolvorear un poco de azúcar moreno y quemarlo con el soplete (si no se hace, da igual).
Está buenísimo. ¡A nuestros amigos Thais y Quique les encantó!