miércoles, 28 de mayo de 2014

Restaurante Hostal Empúries, Empúries, Girona



Han hecho una  obra de arte de un antiguo hostal. Si quieres  sentirte vivo, tienes que ir allí.  Han recuperado el edificio que está frente al mar, en la playa de Empúries.  En el Hostal (donde, evidentemente, se puede dormir), hay dos restaurantes, uno de menú y otro de carta. Nosotras fuimos a probar el de carta.

 






No tienen muchísimas cosas, la verdad. La carta es corta. Pero sus productos son  ecológicos y de su propio huerto, así que la calidad es excelente. De hecho, lo anuncian en su carta que dice que “en el Hostal Empúries apostamos por un consumo responsable basado en una cocina de productos ecológicos, en parte de producción propia y a través de proveedores directos con una misma filosofía, garantizando una trazabilidad absoluta del producto.” Fantástico posicionamiento.
Pedimos una tabla de jamón (Jamón Ibérico Maldonado) con  “pan de coca” buenísimo, y un romanesco  del huerto y mostaza (el romanesco es una especie de brécol). Muy bueno.

De segundo pedimos dos arroces, uno de gamba y otro de congrio y calabacín, y unos calamares “de potera a la brutesca”, que estaban muy buenos. Los arroces, el mejor el de gambas. El otro demasiado cargado de ajo para nuestro gusto, aunque nos lo habían recomendado.
Y, de postre, nos abalanzamos sobre un postre de chocolate, una especie de coulant, y unas torrijas buenísimas. Todo ello lo regamos con un vino blanco bien fresco y nos costó 50€ por persona. Pero valió la pena el homenaje. 

El Hostal Empúries está en la playa de Poritxol en Empúries, Girona. 
Ahí va la web: http://www.hostalempuries.com/
¡Salud!

lunes, 26 de mayo de 2014

Bizcocho de limón



Un yogur natural
3 huevos
Medio yogur de aceite
Medio yogur de mantequilla
3 yogures de harina
2 yogures de azúcar
Ralladura de 1 limón
Medio limón exprimido
Un sobre de levadura

Esta receta es facilísima y nos la enseñó nuestra gran amiga, Maria José Badrinas. 
Sólo hay que derretir la mantequilla y batir los huevos y luego mezclarlo todo bien con unas varillas.
Una vez está todo mezclado, se pone en el molde (con papel de horno/parafinado si no tenemos un molde de silicona) y se deja unos 45 minutos en el horno a 190º C. Como siempre, recordad que, para saber si está bien hecho por dentro, hay que pincharlo con un palillo y ver si éste sale seco. Si no sale seco hay que dejarlo un rato más porque está crudo. 
Es muy fácil de hacer y está buenísimo.