miércoles, 16 de abril de 2014

Restaurante La Marineta, Mataró, Barcelona

La Marineta es un nuevo restaurante en Mataró que cumple la frase aquella de: bueno, bonito y barato.

El cocinero es nieto del famoso Restaurante Dimas y se notan los genes aunque el tipo de comida no tenga nada que ver.

El local es pequeño (hay que reservar) pero agradable. El servicio amabilísimo y el precio más que recomendable. Comimos el menú (15 €) y unos calamares extra, todo muy bien presentado y muy rico.

Del menú tomamos carpaccio de bacalao con vinagreta de miel, pulpo con parmentier de patata y salsa de calçots, (como a una de nosotras no le gusta el pulpo trajeron un huevo con patatas fritas y chips de alcachofas) y, al final, muslo de pollo con ciruelas y orejones guisados al estilo de la abuela que se deshacían de tan tiernos. De postre carpaccio de piña con fresones.

Todo ello acompañado de una copa de vino.

La carta consiste en un surtido de tapas y está entre 25 y 30 €.

Si preferís carta hay que avisar al encargar mesa.
¡Pues venga, los que estéis por el Maresme ya sabéis!

Muy recomendable
Está en c/Cuba, 76, tel: 935126022

lunes, 14 de abril de 2014

Cazuela de rape


Para 4 personas

400 g de rape troceado
Mejillones (8 o al gusto)
Cigalas o gamas (8)
Sepia, calamarcitos (lo que nos apetezca)
½ Pimiento verde
½ Pimiento rojo
1 cebolla pequeña
2 tomates maduros sin piel y rallados
2 Dientes de ajo
4 patatas rojas medianas
1 vaso de vino blanco
Harina para rebozar
Sal, pimienta y aceite
Caldo de pescado
Avellanas o almendras
Pimentón dulce

Ahora que tenemos vacaciones, os proponemos una receta elaborada pero muy apetecible.

En una cazuela grandecita (luego la usaremos para todo lo demás) con un poco de aceite hacemos las cigalas. Poco rato, en seguida se hacen. Reservamos.
Pasamos el rape por harina, salamos y, marcamos (esto es, tostamos a fuego vivo un momento, sin que se acabe de hacer) en el mismo aceite de las cigalas. Reservamos.


En el mismo aceite hacemos la sepia o el calamar. Reservamos.
En ese aceite pondremos los pimientos y la cebolla cortada muy pequeño. Ponemos el ajo que es sólo para darle sabor.
 
Cuando esté bien hecho todo, sacamos el ajo, echamos un buen chorro de vino blanco hasta que se evapore y ponemos el tomate rallado para que se haga durante un ratito. Salamos. Chup Chup.
Cuando veamos que ya tiene colorcito de tomate (podemos probarlo para ver si tiene sabor a tomate crudo o frito), añadimos las patatas cortadas en rodajas no muy finas, y cubrimos todo con caldo de pescado para que se vayan haciendo.

Cuando estén a punto (hay que intentar que se hagan sin llegar a deshacerse), se echa la picada (avellanas o almendras, perejil y ajo picado con un poco de aceite –¡nosotras no le ponemos ajo!) y después el pescado, las cigalas y todo lo que habíamos reservado antes. En 5 minutos tendremos la cazuela lista.

Pues que lo disfrutéis, que con este buen tiempo ya apetece ¿no?
¡Felices vacaciones!