miércoles, 19 de febrero de 2014

Tortillería Flash Flash, Barcelona



Está asegurado. Aquí no fallan. Se come genial siempre.

No reservan pero sirven rápido, así que se puede ir uno de esos días en los que no se te ocurre nada.

 Es una tortillería. Y de verdad. Tienen muchísimos tipos de tortilla y todas buenísimas. Nosotras adoramos la “Guisada” que lleva pan tostado, guisantes, cebolla y almendras. Una tortilla allí es grandecita. Recomendamos compartirla.


Y tienen, entre sus platos, la hamburguesa Monty que es buenísima también, con sus patatitas fritas o su verdura cortada en juliana y frita. La sirven bastante cruda así que, si os gusta al punto, pedidla hecha.

 
De postre solemos pedir flan de huevo, que está muy bueno y es casero.

El colesterol igual está por las nubes con tanta carne, huevo y fritos pero está buenísimo todo. Vale la pena. Y pagas unos 20€ por persona con copita de vino.

El local es chulísimo. No hay que olvidar que se inauguró en 1969 y mantiene la estética de la época. Cuenta, para los amantes de la fotografía, con fotos del genial Leopoldo Pomés en todas las paredes.

Os lo recomendamos muy mucho. Está en la Granada del Penedés 25, una calle que va desde Balmes a Tuset. 

Ahí va su web:   http://www.flashflashbarcelona.com/

mmmm qué apetecible 

lunes, 17 de febrero de 2014

Fricandó de ternera



12 bistecs de ternera cortados muy finos (culatín, llata etc.)
300 g tomates maduros
2 cebollas
1 diente de ajo
1 ramito de hierbas aromáticas (laurel, tomillo y perejil)
50 g de seta de San Jorge (moixernon en Catalunya) seco o 1/4 de champiñones naturales.
Vino blanco
Caldo de carne para cubrir


 
Cortar la carne en filetes pequeños y finos.
Sazonarla, enharinarla y freírla. Retirar de la cazuela y, en el mismo aceite, hacer el sofrito. Primero rehogar las cebollas y ajo todo bien picado y luego añadir el tomate rallado. 

Dar unas vueltas y añadir las setas (si son secas remojarlas un rato antes con agua caliente y poner escurridas). Cocer unos 15 minutos y poner la carne y un chorro de vino. 

Cuando se haya evaporado el vino verter el caldo y el ramito de hierbas aromáticas. Cocer a fuego lento y tapado hasta que la carne esté tierna (cuanto más rato más bueno).

Se pueden añadir unos guisantes.
 ¡Hala!  A disfrutar.