viernes, 14 de febrero de 2014

Restaurante L’Estany Clar, Cercs, Barcelona

Para celebrar el día de los enamorados, os recomendamos este sitio. A ver si os gusta

Tiene una estrella  Michelín. Un restaurante en un entorno rural, en el Pre-pirineo catalán. Es como abrir una ostra y encontrarse una perla.

El local es precioso. Una antigua masía reformada con un interior cuidado hasta el mínimo detalle. De hecho, es precioso y acogedor. El servicio está entregado y es atentísimo con los clientes.

Comimos, como veréis en las fotos, un canelón de carne y verduras y una sopa de cebolla de primero. La sopa de cebolla no nos encantó, la verdad, pero el canalón sí que cumplió con todas las expectativas.

Y, de segundo, tocamos el cielo. Un cordero espectacular con patatitas espectaculares. No dejamos nada.

De postre una tarta Tatin nos hizo exclamar “oh” “mm”.

Un placer de sitio y un placer de comida. El precio un poco alto, aunque pedimos copas de vino. Comimos por 60€ por persona.

Ahí os lo dejamos para quien le apetezca.
 http://www.estanyclar.com/
¡A disfrutar que son dos días!

jueves, 13 de febrero de 2014

Yogur



Este producto nos provoca muchas dudas. La primera es ¿cómo narices se escribe? Yogurt, yogur, yougurt… Según la RAE: yogur (Del fr. yogourt, y este del turco yoğurt).

La segunda: ¿por qué nos dicen que el yogur previene o disminuye la incidencia de algunas enfermedades infeccionas del tracto respiratorio? Entendemos que el yogur es un derivado lácteo que, en su fermentación, produce unas bacterias (Lactobacillus bulgaricus y Streptococus thermophylus) que, ingeridas por el ser humano, ayudan a que el intestino mantenga su flora intestinal (nuestras propias bacterias) en perfecto estado. Vale. Sumamos bacterias a nuestro intestino para que la digestión mejore. Hasta aquí es fácil de entender. Es un producto ideal para aquellos que tengan que tomar antibiótico porque este medicamento se lleva por delante a todas la bacterias, hasta la que tenemos en el intestino y nos ayudan a digerir.

Pero ¿las enfermedades del tracto respiratorio? Viendo a Lola Herrera abrigada con una bufanda parece que el Actimel (que es un yogur con más bacterias que el yogur normal) proteja del frío. Y es que parece que hay algunos estudios que han demostrado que disminuye y previene algunas enfermedades del tracto respiratorio superior. (Por cierto, ¿no estaba prohibido que famosos recomendaran productos por sus beneficios nutricionales? Ah, ¡que Actimel es de Danone que todo lo puede! )

Lo que está claro es que, como producto lácteo que es, aumenta la absorción del calcio, que los especialistas como los de la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición y Dietética) dicen que es básico para el desarrollo del tejido óseo durante el crecimiento y para atenuar su pérdida a lo largo de la vida.

También, para los que, como a nosotras, la leche nos sienta como una patada en el higadillo, es una buena solución, ya que tiene menos lactosa que la leche.

Según nuestro maestrillo, el Dr. Jesús Llona, “lo que sí es cierto que se digiere mejor que cualquier otro derivado lácteo, contiene proteínas predigeridas, vitaminas del grupo B, calcio, fósforo, pero de panacea universal nada de nada. Las tesis de Metchnikoff, un investigador ruso que afirmaba que la vida de los que tomaban yogur a diario era más larga, no fueron jamás probadas. Pero favorece la regulación de la flora intestinal, facilita la digestión y asegura una rápida asimilación del calcio y fósforo, durante sus 24 días de vida. El yogurt también diurético y ligeramente laxante.


Pues ahí os lo dejamos. Y para el frío, mejor os ponéis un gorro y un jersey.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Restaurante Cachivache, Madrid



En la calle Serrano 221 encontramos una taberna que se llama Cachivache y en la que se come bien, se paga lo justo, el entorno es chulísimo y te tratan bien.

¿Lo ponemos en nuestros TOP 10?



 Tomamos de todo porque éramos mucha gente: croquetas de ibérico, tostas de jamón con salmorejo (ponía que era pan de cristal y no lo era pero se lo perdonamos), calamares a la andaluza, soldaditos de pollo, varias hamburguesas… Tomamos tintos de verano, cervezas, coca-colas y un largo etcétera de cosas y nos costó menos de 20 € por cabeza. ¡Qué gusto!

Y es que aquí lo caro es caro y lo que no es caro, no es caro.

De postre pedimos pastel de chocolate y una torrija que nos gustó tanto que pedimos otra. Y vaya, si hubiéramos estado más tiempo hubiéramos pedido otra.



Os pasamos la web y os recomendamos muy mucho que lo probéis. Os gustará:
http://www.cachivachetaberna.com/

lunes, 10 de febrero de 2014

Fritatta de calabacín y bacon



(Para 2 ó 3 personas)

1 cebolla mediana
2 calabacines medianos
4 tiras de bacon cortadas pequeñas
3 huevos
1 chorrito de aceite
Sal y pimienta




 
Cortar la cebolla y el calabacín, salpimentar y sofreír en una sartén hasta que estén blandos. El calabacín suelta mucha agua. Si queda muy encharcado, subir el fuego para que se evapore el agua, pero con cuidado para que no se queme. Cuando esté listo, echar el bacon hasta que se haga bien.

Batir los huevos con una pizca de sal y echarlos a la sartén con el contenido. Dejar unos 10 min a fuego lento sin que cuaje del todo. Después meterlo en el horno al grill (parte de arriba, que la otra parte ya está hecha) hasta que la parte de arriba quede cuajada. Metedla con sartén y todo en el horno, no pasa nada.



Está riquísimo. La receta original llevaba ajo y perejil. Eso ya lo dejamos al gusto del consumidor.


Esta es una receta italiana. Es un intermedio entre la quiche francesa y la tortilla española. ¡Cocina mediterránea al 100%! Nos la enseñó nuestra amiga Marta.