viernes, 24 de enero de 2014

Aceite de oliva



La última noticia que hemos leído sobre este producto nos informa de que el “extra-virgen puede reducir hasta un 66 por ciento el riesgo de padecer ciertos problemas circulatorios en las extremidades”. http://www.infosalus.com/actualidad/noticia-aceite-oliva-reduce-riesgo-problemas-circulatorios-extremidades-20140122093628.html

El aceite de oliva es el oro líquido. Una sustancia tremendamente beneficiosa para la salud en innumerables aspectos. En los últimos años los expertos no se han cansado de demostrar sus beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y un largo etcétera. Dicen incluso que tiene propiedades antiinflamatorias similares a las del Ibuprofeno.
No hay que perder de vista que el aceite es una grasa. Ojo. Que es muy bueno para la salud pero engorda mucho. Así que hay que tomarlo y luego levantarse de la silla y pasear o hacer algo de ejercicio para que, de cara a la salud, no sea contraproducente. 

Además, al ser un país productor, el aceite de oliva, para nosotros, es imprescindible en nuestros platos. ¿Alguien se imagina nuestra alimentación sin él? En la web de Marca España nos cuenta que el 5% de las empresas agroalimentarias españolas se dedican a este producto que ocupa un 14% del suelo agrario español (300 millones de olivos). Es Andalucía la comunidad en la que más se produce (un 83% del español y un 32% del mundial).

El consumidor recibe esta información y su conclusión es: voy a comprar aceite de oliva que es bueno para la salud y encima ayuda a la economía. Pero ¿qué pasa entonces?

-          El consumidor no compra aceite virgen o extra virgen. Compra aceite de oliva refinado. En España este es el que se consume en un 41% de los casos (en 2103 cayó un 10% mientras que el de girasol aumentó un 3,6%). El virgen está muy por debajo. Mirad este cuadro de 2011 que presentó el ICEX:



-          Y, en segundo lugar, el consumidor consume, sobre todo, marcas blancas. Estas marcas suponen un 65% de las ventas y no siempre se elaboran con aceite español. Por ejemplo Mercadona. Hemos visto en algunas webs que envasa aquí pero el producto es de Marruecos. ¿Será verdad? En cambio Carrefur vende aceite de aquí.

Así todo, hay que recordar al consumidor de a pie que, además de que el bueno para la salud es el virgen, el bueno para la economía es el nuestro. 

Así que, ¡ojo! que no nos den gato por liebre.

miércoles, 22 de enero de 2014

Restaurante Carlitos, Barcelona



  
Oye, ¡qué descubrimiento! Nos encantó el sitio. Os contamos por qué...

Está en la calle Calvet n. 50. Es un restaurante de mesas y sillas altas que tiene eso que ahora llaman “platillos”, esto es, raciones no muy grandes de platos de todo tipo. Desde los de toda la vida, hasta los de hace poco.

Los precios son variados y dependen de lo que pidas. Los primeros y los más “pica a pica” (huevos estrellados, bravas, etc.) están sobre los 9€. Nosotras pedimos varias cosas (un foie, una ensalada de burrata, croquetas de pollo de corral) y estaba todo de-li-ci-o-so.


De segundo probamos varias cosas también. Carrillada de ternera (espectacular), pato con boniato (buenísimo) y un salmón (que estaba de muerte también).

Y lo matamos con dos postres: tatin y tiramisú. Buenísimos.
 


El equipo del local es encantador. Te ayudan, te recomiendan, te atienden rápido. Y eso que estaba llenísimo el sitio.

Por último decir que tienen carta de Gin-Tonics… una pijadita pero que también agradecimos.
Todo, (Gin-Tonic incluido) por 40€.

¡Volveremos!

Os pasamos el link a su perfil de Facebook que es más chulo que su web: https://www.facebook.com/Restaurantecarlitos







lunes, 20 de enero de 2014

Pollo Kentucky



¡Ahí va una receta pseudo-ligerita para los que nos pedís control post-navideño!

(Para dos personas)

1 pechuga de pollo cortada a trozos (se puede con alitas)
1 cucharada de pimienta blanca
1 cucharada de pimentón dulce
½ cucharada de nuez moscada
1 cucharada de sal de ajo
1 cucharada de hierbas de Provenza
2 cucharadas de jugo Maggi
1 Clara de huevo
Harina
 
Más fácil imposible. Se limpia (quitando la grasa y algún trocito de hueso que quede) y trocea el pollo. Se deja macerar* con la clara de huevo y todos los demás ingredientes menos la harina.  Una horita así. Luego se pasa por harina y se fríe. Ya está. ¿Qué chorrada no? Pues está buenísimo. ¡Ánimo principiantes!

¿Os suena esta receta? Sí… es la del Kentucky Fried Chicken pero en casero. Mucho mejor.

*Macerar es poner en un bol con los ingredientes para que vaya cogiendo el gustillo de las hierbas. La clara de huevo se le pone para que se peguen las especies al pollo. ; )