viernes, 23 de agosto de 2013

Restaurante Imbat, Estambul, Turquía


Leímos las recomendaciones de Tripadvisor y fuimos al Hotel Orient Express, en Estambul, en el que, en la azotea, está el restaurante Imbat.

Para empezar ponía que había magníficas vistas al Bósforo y lo que se veía desde allí no era precisamente magnífico. A lo lejos, se veía el Bósforo, pero de magnífico no tenía nada... pero en fin.

También hay que decir que, cuando llegamos al hotel estaban fregando la entrada y el ascensor y olía a lejía que tiraba para atrás. Esto, obviamente, no nos gustó mucho. Pero bueno, desinfectados estaban.

Pedimos Meze de primero, que son una serie de tapitas típicas turcas. Las hay más buenas y menos. Había lo siguiente:
- Judías de tamaño estratosférico pero muy buenas
- Yogurt con menta, muy bueno y refrescante
- Una especie de albóndigas rojas que picaban horrores y tenía un sabor muy fuerte. (No nos gustaron pero podemos entender que le gusten a alguien)
- Alcachofas en aceite, muy buenas
- Berenjenas con pimiento. Buenísimo, recordaban al tumbet balear

Los segundos ya no nos gustaron tanto. La presentación era un revoltillo bastante pretencioso. Un kebab de pollo y otro de cordero. El cordero estaba secote y el pollo no estaba mal. Un pelín insípido.

De postre sólo tenían helado de rosas o de limón y no pedimos nada. Nos trajeron, eso sí, los dulces riquísimos turcos en este chulísimo recipiente de plata.

Cenamos por unos 25€ por persona, lo cual está muy bien porque pedimos vino.

En general no está mal el sitio, pero no es para recomendar, sinceramente.

Aquí os dejamos la web: http://www.imbatrestaurant.com/index.php/gallery
y la factura, que también la guardamos. ; )





martes, 20 de agosto de 2013

Restaurante Kalina Bar, Altaya, Turquía

 En nuestro periplo por Turquía fuimos a dar con este restaurante que está en un resort, el Rixos. Nos gustó porque el espacio es moderno y está muy bien puesto.

Nos llamó la atención porque se definen como un restaurante de cocina italo-japonesa-rusa. Nos hizo mucho gracia, la verdad.

Cenamos muy bien y, además, la presentación de los platos nos pareció sensacional. Una vez más las cantidades eran desorbitadas, pero estaba todo muy bueno.


De primero nos partimos unos spaguetti bolognese que estaban muy buenos y con la pasta al dente. Después una lubina con salsa de coco que estaba exquisita y unos rollitos de cangrejo que estaban excelentes  y con una presentación espectacular.

Para acompañar el pescado pedimos unas verduras a la plancha que nos las presentaron como véis en esta foto y, además, estaban... sí,  muy buenas.


A pesar de no poder más, nos pedimos un tiramisú que resultó estar en línea con lo demás, ñum ñum (añadían una capa de almedras) y también presentado con mucha gracia en una copa de cocktail (está en la foto) y una especie de aro con pajita de chocolate y galleta.

Comimos por unos 73 € dos personas y, aunque no pedimos vino, sí un coctail tipo gin tonic que estaba genial. Ah, y no nos olvidemos de que los camareros eran un encanto.

Aquí os dejamos una web en la que dicen poco, la verdad, del lugar, pero es todo lo que hemos encontrado:  http://www.rixos.com/en/rixos-downtown-antalya-hotel/food-beverage#/bars y una foto de su perfil de Facebook:
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=517292125009451&set=a.435070863231578.101708.167471886658145&type=1&theater

Ahora vemos que también están en Moscú... ¡ahhh!

lunes, 19 de agosto de 2013

Hojaldre de berenjenas

Esta es una receta fácil pero lleva su tiempo, por eso la hemos calificado como "elaborada".
Es como hacer una pizza pero, en vez de masa de pizza, pones hojaldre. Es más fino y está buenísimo.

Para seis personas necesitas:
1 lámina de hojaldre
4 berenjenas
1 cebolla
200 ml de tomate frito
150 g de queso mozzarella
Albahaca
Aceite de oliva
Sal


Precalienta el horno a 220 ºC.
Lava, seca y corta en rodajas las berenjenas con piel. Saltea las berenjenas con un poco de aceite para que queden hechas antes de meterlas en el horno.
Corta la cebolla en rodajas y la pasas también por la sartén.
Extiende la masa y pon, por este orden: la berenjena, la cebolla, el queso, la salsa de tomate y la albahaca.
Hornéalo todo a 180º durante unos 15 minutos.

En la receta original de Love Cocina la albahaca la ponen al final, una vez sacado del horno, para comer cruda. Nosotras lo pusimos todo junto y estaba buenísima.

Por otro lado, nos olvidamos de poner tomate frito y también estaba buenísima. ; )