martes, 4 de junio de 2013

Taberna Los Gallos, Madrid




¡Qué bien comimos en la Taberna Los Gallos!

El sitio es chulo,  (en la calle de Puigcerdá, 4), se come bien, te sirven rápido y amablemente y cuesta unos 25€ por cabeza si no tienes grandes pretensiones. Tienen medias raciones, lo cual es de agradecer porque puedes probar más cosas sin tener que ceñirte a un menú degustación.

Tomamos salmorejo con virutas de Ibérico (en la foto),
una ensalada de rúcula, tomate, aguacate y zanahoria; unas verduritas a la parrilla, unos calabacines rebozados con miel de Palma y carrillera ibérica con puré de batata. Es lo que se ve en las fotos.

También pedimos chanquete con huevos y postres (buenísimo el granizado de mandarina) pero estaban tan buenos que nos abalanzamos sobre ellos y no llegamos a hacer la foto.
  
Bien: Se come bien, está limpio, el local es muy chulo y los camareros rápidos sirviendo.

Mal: Nos tocó una mesa dentro, al lado de la zona de camareros muy ruidosa. Entre los platos que los camareros lanzaban sin compasión en el ascensor y la música, en algún momento tuvimos que interrumpir nuestra conversación.



Ahí va la web: http://tabernalosgallos.com/



lunes, 3 de junio de 2013

Alcachofas, pura fibra



La alcachofa tiene un gran contenido en fibra, aunque su composición principal es el agua, en un 88%.

Tiene minerales y vitaminas del tipo B, además de hidratos de carbono. Entre los hidratos de carbono, cuenta con la inulina que ayuda a estabilizar el nivel de azúcar que hay en la sangre, por lo que se recomienda para los diabéticos.

También la fibra que podemos entrar en la alcachofa ayuda a volver más lenta la absorción de glucosa, evitan fuertes incrementos de la misma en la sangre.

Aquí podéis encontrar más información:

Es un producto muy sabroso y fácil de preparar. Hervidas, fritas, al horno. También complementan todo tipo de platos: pasta, pizza, arroz...

Según nuestros amigos de Cocina Love, para evitar que se pongan negras al hervirlas hay que poner poca agua y un chorrito de limón o vinagre (su ácido evita la oxidación).